Lectura de notas de piano para principiantes

Leer notas de piano es mucho más fácil de lo que muchos pianistas principiantes creen. En última instancia, la lectura de notas de piano es simplemente una cuestión de memorización y repetición. En otras palabras, una vez que aprendas los conceptos básicos, todo lo que tienes que hacer es ponerlos en práctica, y hacerlo tantas veces como sea necesario para interiorizar por completo tus habilidades de lectura de notas.

Sin duda, ha visto lo que se conoce como el pentagrama: el sistema de cinco líneas y cuatro espacios en los que se organizan las notas musicales. En la notación musical, en el extremo izquierdo de un pentagrama siempre verá una clave, que es básicamente un símbolo que indica cómo deben leerse las notas del pentagrama.

Hay muchos tipos diferentes de claves, pero afortunadamente para los pianistas principiantes, la gran mayoría de la música para piano trata solo con dos claves, la clave de sol y la clave de fa. La clave de sol se suele utilizar para anotar las primeras octavas a la derecha del Do medio, mientras que la clave de fa se suele utilizar para anotar las pocas octavas a la izquierda del Do medio.

En todos los pentagramas, sin importar cuál sea la clave, las líneas y espacios sucesivos representan notas ascendentes de la escala. Por ejemplo, en la clave de sol, la línea más baja representa E. Por lo tanto, el espacio justo encima de la línea más baja representa F, la línea justo encima representa G, el espacio encima de eso es A, y así sucesivamente.

En la clave de sol, que parece una especie de «S» invertida con algunas señales extra y centrada en la segunda línea hacia arriba, las notas son las siguientes: Las cinco líneas, de abajo hacia arriba, representan EGBD y F, mientras que los cuatro espacios representan FAC y E. Todos los pianistas principiantes deben memorizarlos muy temprano en el proceso de aprendizaje. FACE es un acrónimo fácil de recordar, mientras que EGBDF se presta a una variedad de frases mnemotécnicas, que puede inventar usted mismo. Por ejemplo, cuando tomaba mis lecciones, me obligaban a memorizar «Todo chico bueno merece dulce de azúcar».

A menudo, al leer música, verá «líneas» adicionales agregadas arriba o debajo del pentagrama. Estas son simplemente extensiones del pentagrama y siguen la misma sucesión que las notas dentro del pentagrama. Por ejemplo, la línea invisible un espacio debajo del pentagrama de la clave de sol, una nota que verás muy, muy a menudo, representa la C central, ya que está un espacio y una línea debajo de la E representada por la primera línea.

La clave de fa, que parece una «C» al revés con dos puntos alrededor de la segunda línea desde arriba, tiene esta configuración: las cinco líneas representan GBDF y A, mientras que los cuatro espacios representan ACE y G. Nuevamente, hay muchos recursos mnemotécnicos para recordarlos, pero siempre es mejor inventarse uno propio.

Con muchas canciones para piano, especialmente aquellas para principiantes, la mano izquierda toca las notas en la clave de fa, mientras que la mano derecha toca las notas en la clave de sol. Las dos áreas se unen en el do medio, que está dos notas por debajo de la línea más baja en el pentagrama de clave de sol y dos notas por encima de la línea más alta en el pentagrama de clave de fa.

Más allá de esta memorización básica de notas representadas por líneas y espacios, la lectura de notas de piano también implica cierto conocimiento de lo que significan varios símbolos. Lo más común es que vea los símbolos de sostenido y bemol. El símbolo de sostenido, que se parece mucho al símbolo de número (#), indica que la nota a la que acompaña debe elevarse medio paso. Mientras tanto, el símbolo bemol parece una «b» minúscula e indica que la nota que lo acompaña debe tocarse medio paso más abajo. Además, una vez que empieces a aprender más tonalidades y escalas, necesitarás conocer el símbolo natural, que cancela un sostenido o un bemol dictado por la tonalidad. Además, es importante recordar que cuando ve un símbolo sostenido, bemol o natural, ese símbolo permanece activo durante todo el compás.

A partir de este momento, las cosas se vuelven más complicadas. Pero no te preocupes. Aprender a leer notas de piano es un proceso de pasos de bebé. Trate de no aprender todo a la vez. En su lugar, concéntrese en una cosa a la vez y practique hasta que le resulte tan fácil como respirar. Como siempre, esta es la clave para aprender piano.

Deja un comentario