La historia de Franz Liszt "Liebestraum"

Franz Liszt nació en 1811 en el Reino de Hungría, que entonces formaba parte del Imperio de los Habsburgo. A menudo se discute su nacionalidad, ya que los turcos otomanos destruyeron muchos registros. Por lo general, se afirma que es húngaro o alemán, aunque un pequeño grupo lo reconoce como eslovaco. Sumándose al debate, su carácter musical a menudo se describe como francés.

Su padre soñaba con ser músico y estudió piano, violín y guitarra mientras asistía a la universidad. Debido a su pobreza, tuvo que abandonar sus lecciones musicales y fue empleado por el Príncipe Nikolaus II Esterhazy. En varias ocasiones se sentó con una orquesta en segundo violonchelo, manteniendo vivo su amor por la música.

El padre de Liszt afirmó que a la edad de nueve años el niño había tocado todas las obras de Bach, Beethoven, Mozart y otros. Se vio obligado a comprar más de ocho mil páginas de música nueva de los maestros para que el joven Franz pudiera seguir tocando. En 1820 tocó para un grupo de élite de la alta sociedad que se ofreció a comprar su educación en el extranjero, pero pasaron dos años más antes de que el príncipe considerara una licencia para ausentarse de su padre.

Las primeras lecciones de Franz en Viena fueron difíciles para él porque su instructor lo obligó a aprender las digitaciones correctas. Liszt intentó burlar a su maestro diciéndole a su padre que el maestro estaba tratando de mostrarle digitaciones ilógicas. Las lecciones continuaron después de que el padre de Liszt se dio cuenta del engaño de su hijo.

Las primeras representaciones en Viena lo establecieron como un niño prodigio, pero pronto sobrevino la tragedia. La repentina muerte de su padre y una relación amorosa fallida en Francia lo sumieron en una depresión. No tocó ni compuso durante algunos años, hasta que la revolución se apoderó de París.

Los viajes y giras por toda Europa permitieron a Liszt conocer a muchos compositores y artistas destacados de la época. Tuvo muchas aventuras amorosas y también algunos hijos. Eventualmente terminó en Weimar, donde escribió el Liebestraum.

El Liebestraum es una delicada pieza musical escrita en su propio estilo romántico. Tocarlo requiere destreza en ambas manos y un dominio de la sensibilidad que lleva tiempo dominar. El repertorio de ningún pianista clásico está completo sin el Liebestraum.

Liebestraum es alemán para «sueños de amor». El nombre Liebestraum se usa a menudo para referirse a la tercera de las piezas, aunque en realidad es el nombre de todo el conjunto. Las tres partes se basan en poemas de Ludwig Uhland y Ferdinand Freiligrath. Cada poema describe un tipo diferente de amor: amor exaltado, amor erótico y amor maduro.

El tercer movimiento del Liebestraum es el más conocido. También es una prueba confiable de la habilidad de un pianista. En su momento se publicó una versión del Liebestraum para piano y voz alta y otra para piano a dos manos.

A lo largo de su variada vida, Franz Liszt creó obras fascinantes, como la Sinfonía de Fausto y el Liebestraum. A menudo se le llama el mejor pianista que jamás haya existido, y el Liebestraum es un gran argumento a su favor.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario