Cómo las lecciones de piano benefician a los niños pequeños

Las lecciones de piano brindan una amplia gama de beneficios para los niños pequeños. Aqui estan mis mejores cinco.»

1. Las lecciones de piano ayudan a preservar y desarrollar las habilidades creativas naturales de los niños.

La mejor analogía de cómo los niños aprenden a través de la música que he encontrado es del libro de Donald Kroodsma «The Singing Life of Birds». Cada pájaro cantor puede ser identificado por la canción única que canta, pero sus padres deben enseñarle a un pájaro bebé a cantar la canción familiar. Los pájaros bebés, como los humanos, solo ‘balbucean’ al principio. Las mamás pájaros cantan la canción familiar una y otra vez a los pajaritos mientras intentan repetirla. Al principio, los pajaritos solo pueden cantar una o dos notas, pero gradualmente aprenden a cantar toda la canción. ¡Y los pájaros con dos cajas de voz incluso aprenden a cantar sus propias partes de armonía! Una vez que los pájaros bebés aprenden la canción familiar, pueden comenzar a desarrollar sus propias canciones. Del mismo modo, animo a los estudiantes a componer su propia música después de desarrollar las habilidades necesarias. Según mi experiencia, los niños pequeños que tocan el piano se parecen mucho a los pájaros cantores.

2. Las lecciones de piano ayudan a los niños a perfeccionar sus procesos naturales de aprendizaje.

La música es un lenguaje, y los niños están programados para absorber idiomas. Los estudios han demostrado que los niños pueden aprender nuevos idiomas más fácilmente cuando comienzan a una edad temprana. Las lecciones de piano ayudan a los niños a desarrollar las mismas habilidades necesarias para lograr las artes del lenguaje, como la lectura. En piano, los estudiantes aprenden a seguir instrucciones, escanear materiales escritos, pensar críticamente, crear soluciones y traducir la escritura en acción. Por ejemplo, los estudiantes deben mirar cada nota, compás y frase y decidir cómo tocar cada nota para que la música cobre vida. Muchos niños (incluidos mis propios hijos) se han vuelto mucho mejores lectores después de comenzar con las lecciones de piano. Además, las lecciones de piano implican una interacción de la actividad del cerebro derecho e izquierdo que estimula el desarrollo neuronal.

3. Las lecciones de piano ayudan a los niños a aprender cómo mantenerse enfocados y alcanzar metas.

Las lecciones de piano ayudan a los niños a establecer metas específicas y luego trabajar para alcanzar estas metas. Cada nueva pieza musical que un estudiante aprende requiere un conjunto específico de habilidades y hábitos de interpretación. Para lograr estos objetivos, los estudiantes deben aprender a concentrarse y estudiar cada nota, compás y frase para entender cómo tocar la canción. Al hacer esto, los estudiantes aprenden a pensar crítica y creativamente mientras deciden cómo hacer que la música cobre vida. Mantenerse enfocado con el tiempo desarrolla buenos hábitos de estudio que se vuelven naturales. ¡Esto es importante porque aprender a practicar buenos hábitos que coincidan con sus metas les muestra a los niños cómo hacer realidad sus sueños!

4. Las lecciones de piano ayudan a los niños a desarrollar coraje.

Se necesita coraje para enfrentar los desafíos sin dejar que la ansiedad y las preocupaciones se apoderen de nosotros. Las lecciones de piano ayudan a los estudiantes a aprender a aceptar desafíos como aprender una canción difícil, así como a interpretar piezas frente a maestros, amigos y familiares en recitales. Las lecciones también ayudan a los niños a aprender la importancia de mantener una perspectiva positiva a pesar de las dificultades. Aprender a manejar la incertidumbre y el estrés de una manera que minimice la ansiedad y maximice la creatividad es una valiosa herramienta para la vida. ¡Todos necesitamos práctica en esto!

5. Las lecciones de piano enseñan a los niños a perseverar.

Una parte clave para lograr algo difícil es no darse por vencido fácilmente. A medida que los niños crecen, las lecciones de piano les enseñan a intentarlo y luego volver a intentarlo si no lo consiguen al principio. Sin embargo, como le explicó Yoda a Luke Skywalker, el objetivo no es solo probarse a sí mismo, sino lograr la meta deseada: «¡Hazlo o no lo hagas, no hay intento!» Las lecciones de piano les enseñan a los estudiantes cómo ajustar sus expectativas si inicialmente no pueden dominar una canción o habilidades difíciles, y cómo abordar estas grandes metas tomando pequeños pasos incrementales. Al final, al igual que los pájaros cantores que eventualmente aprenden a cantar, los estudiantes aprenden que pueden lograr grandes cosas y alcanzar sus sueños a través de un esfuerzo constante y cuidadoso.

Deja un comentario